Atrévete a probar lo que la naturaleza te ofrece

Artículos

CÓMO IDENTIFICAR EL ACEITE DE ARGAN PURO Y QUE NO NOS ENGAÑEN

20 de Junio de 2014

1. El olor

- Un aceite de argán cosmético puro tiene un olor muy suave parecido al sésamo que desaparece después de unos minutos en la piel.

- Muchas marcas hacen pasar su aceite de Argán por procesos de desodorización. Estos eliminan su olor, pero también se pueden alterar algunas de sus propiedades (tocoferoles-vitamina E)  por el incremento de temperatura al que someten al aceite. 

- Pensamos firmemente que lo mejor es dejar este valioso aceite en su estado más natural y alejado de la luz.

-  Aceites con olor a rancio: Indican que son de baja calidad, no aconsejados para su uso.

-  El aceite desodorizado puede asociarse con aceites de  calidad dudosa, porque al no tener aroma es difícil saber si las semillas han sido seleccionadas o se han empleado semillas que no han seguido un control de calidad. También puede ser una mezcla de aceites ya que al carecer de cualquier olor no puede precisarse el origen. Por lo tanto es recomendable asegurarse de su procedencia.

 2. La textura

El verdadero aceite de argán se absorbe muy rápido. Debe ser suave y sedoso, desapareciendo en la piel al instante. No debe sentirse viscoso, pegajoso o acuoso. No debe picar, incluso en condiciones incomodas de la piel, el aceite de Argán debe tener un efecto calmante.

 3.- El color

- El aceite de argán puro cosmético tiene un color parecido al de la miel: dorado suave y traslucido.

 

Compartir en redes sociales: